Constelaciones Familiares y sistémicas

constelaciones familiares

Las constelaciones familiares son un método terapéutico, enfocan el individuo en el contexto de sus relaciones afectivas, tanto en las relaciones con la familia de origen, “de donde vengo”, teniendo en cuenta a los padres, hermanos, abuelos; cómo la familia actual, “aquella que creo”, la pareja, los hijos, incluso en el contexto de su relación con sigo mismo. 

Las constelaciones familiares comienza a desarrollarse en los 80 de la mano de Berg Hellinger, junto a otros terapeutas alemanes como Mathias Vargas, Insa Sparrer,  Gunthard Weber, entre  otros.

Se nutre del trabajo de Virginia Satir y su trabajo de esculturas humanas y la terapia familiar. Toma elementos de los ordenes y normas de los sistemas familiares. Y el trabajo de grandes terapeutas como Eric Berne, Milton Erikson, Fritz Perls, Jacob Moreno.

Las Constelaciones Familiares se basan en la comprensión sistémica y el enfoque fenomenológico. Esto quiere decir por un lado que la mirada sistémica contempla al individuo más allá de sólo su carácter o conducta, y abraza el sistema en el que este individuo está inmerso. A priori, contemplando el sistema familiar, y en las nuevas líneas de terapia también contemplando un contexto más amplio, espiritual, cultural, histórico, y social por ejemplo. Y por otro lado el enfoque fenomenológico tiene que ver con cómo el terapeuta es capaz de ver aquello que ocurre en la constelación, tanto en el trabajo individual como en grupos de personas, y que va más allá de lo que el cliente puede contar con palabras, y también lo que cuenta en los silencios, los gestos, la respiración, todo lo que el cuerpo tanto del cliente como de los representantes (en el caso de constelaciones grupales) puede estar expresando.

Es una metodología muy efectiva para el trabajo sobre dinámicas relacionales, o temas familiares. Permitiendo una mirada nueva sobre nuestros sistemas y relaciones.