La negación en el proceso de autoconocimiento
La negación en el proceso de autoconocimiento

La negación en el proceso de autoconocimiento

¿Qué papel tiene la negación en el proceso de autoconocimiento?

Lo primero que quiero decirte es que negar quita energía.

La negación tiene que ver con seguir perpetuando eso que sucede, eso que hace infeliz, eso que frustra, eso que no permite sanar.

Y la aceptación es la contrapartida, al no querer ver, a negar, a no querer reconocer.

Negar quita energía, porque implica tener que sostener, una distancia hacia quienes somos, es falta de contacto con lo objetivo, con lo que realmente hay, con lo que realmente es.

Puede que en este punto pienses que la aceptación puede ser pesimista. La aceptación no lo es, todo lo contrario, la aceptación es la puerta a sanar, porque solo se puede dar un paso, cambiar, si existe disponibilidad a aceptar la realidad, tal cual. Y estoy hablando del primer paso.

¿Cuál es el primer paso para estar presente?

En todas las practicas de todo tipo, lo primero es la aceptación. En talleres y cursos de crecimiento personal, superación, procesos de coaching, cursos de todo tipo, como cursos para sanar el dinero, curso para sanar las relaciones de pareja, cursos para sanar la relación con el trabajo, curso para sanar la relación con los hijos, procesos personales que tienen que ver con el desarrollo personal o con el mundo espiritual; en todos el primer paso, Aceptación.

Y no es una práctica pesimista, porque no está ligada a recrearse o regodearse en el sufrimiento, no es que aceptar y contactar con la realidad del ahora va a hacerte autocomplaciente, o victimista. Todo lo contrario, poder aceptar que ahora hay algo que una no sabe, o hay algo que falta o algo que sobra, o que has estado siendo de una determinada manera que no te hace feliz, aceptar que hay algo que es doloroso, aceptar que estás lejos de quien quieres ser o quien eres realmente, aceptar que hay una enfermedad, o aceptar que no te cuidas en cualquiera de los niveles o formas, no estar cuidando el tipo de emociones a las que somos expuestas, o los tipos o cualidad de emociones que alimentamos, aceptar que el dialogo mental, la voz interna muchas veces no habla de manera amorosa, no tratase bien. Todo esto no es pesimismo, es contactar con la realidad.

Cuando llegamos a tener la voluntad de hacer el trabajo de aceptación, significa que hay una parte de nosotras que tiene un anhelo de moverse a otro lugar, una parte que se canso de negar, que quiere sanar, que quiere estar presente y sentirse bien. Hay una necesidad de energía puesta al servicio del siguiente paso, y para eso necesito recuperar esa energía.

¿Porqué necesito recuperar esa energía?

Recuperar esa energía es saber ahora cómo está tu cuerpo, cómo está tu mundo emocional, cómo está tu mundo mental, cómo están tus finanzas, cómo esta tu relación con el trabajo, cómo es tu relación con la familia, cómo estás, donde estás.

Para esto un buen ejercicio es ponerse alarmas en el teléfono, y preguntarse cómo estás, de manera sincera y profunda. Tomar consciencia a través de la atención.

¿Qué sucede cuando dejas de la negación?

Cuando aceptas, cuando dejas de negar, es cuando puedes dejar de perder energía en la queja, dejar de colocarte en un lugar de víctima, dejar de colocarte en un lugar donde estás haciendo daño a los otros, o te estás haciendo daño a ti misma.

Cuando aceptas puedes tomar una acción enfocada a una posible solución. Desde la negación no es posible dar soluciones a algo que no se quiere ver. Puedes recuperar energía física, emocional y mental. Y entonces optimizar tu tiempo, energía dinero.

Porque entonces dejas de perder el tiempo en cosas que no te llevan a ningún lado y dejas de perder tu energía, y dejas de gastar dinero en cosas que no necesitas.

Te has estado negando, no es que niegues algo, sino que te estás negando a ti misma. Negando quien eres, negando lo que sientes, negando que hay dolor, que no estas cómoda. Estas negando que quizás no eres tan inteligente como crees, que no eres tan exitosa como te muestras o te gustaría ser, estas negando que te maltratas, te tratas mal, negando que necesitas ser más amorosa contigo, te estás negando incluso a que has dejado una gran parte de ti sola, que hay una distancia entre lo que eres y lo que quieres ser, y necesitas acortar esta distancia para que eso encaje, y te vuelvas una.

Eso solo puede suceder aceptando aquí, en las tripas, en el cuerpo, lo que sientes, como te hablas, a donde pones a trabajar la mente, qué tipo de emociones construyes. Una vez que dejas de negarte, puedes comenzar a crear una nueva memoria desde el ahora, desde el aquí y ahora, puedo empezar a crear memoria de como quieres sentirte, qué cuerpo quieres tener, y en relación al cuerpo poder cuidar lo que comes, el tipo de alimentación que tienes, el movimiento y ejercicio que le das.

Te niegas a ti misma cuando escuchas a los otros y das prioridad a los otros frente a ti, en detrimento de tu propia voz, tus deseos, tus necesidades. Ya sabes, te necesitas a ti, no necesitas dar mayor voz al afuera para seguir negándote.

Entonces acepta donde estás, acéptate, tómate, entra profundo en quien eres, te necesitas, y como te necesitas, te necesitas aceptada, sin negación, sin distancia entre lo que eres y lo que quieres ser.

Toma la decisión de dejar de negarte y a partir de aquí comienza el trabajo de recoger, recoger tus partes. Para entrar en contacto con eso que eres, si falta algo, puedo tomar una acción enfocada para darte eso que te falta, al final es poder estar en uno con todo.

Toma la determinación, te invito, a dejar de negarte, y para eso abrirte a la posibilidad de practicar la aceptación.

Si te gusta lo que estás leyendo seguro que te gustará el video donde te lo digo a viva voz. Y por supuesto puedes suscribirte para recibir todos los artículos y videos que estoy compartiendo contigo, así como actividades y eventos.

Me encantará leer tus comentarios, y saber cómo va tu camino a la aceptación.

 

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Micaela Vazquez

    Hola Agustina!Soy de Argentina!Tuve la oportunidad de escucharte en una ponencia en el congreso de salud menstrual y la verdad que me encantó y me llegó al alma todo lo que nos enseñaste y sobre todo las palabras que nos regalaste al final. Y ahora justo entro a tu página y encuentro éste escrito sobre aceptación y me ha llegado en lo más profundo. Me encantaría seguir leyendo todo lo que tienes para darnos. Muchas Gracias!

    1. Agustina

      GRacias Micaela. Es siempre un honor para mi que otras mujeres resuenen con mi trabajo. Seguimos caminando.

Deja una respuesta

Responsable: Agustina Heredia Marengo

Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para responder a tu consulta en el blog.

Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información

Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@agustinaheredia.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.